Hórmesis – Lic. Unrrein Diego

Nutrición clínica, deportiva y social en su justa medida

EL ORIGEN DE TODOS LOS MALES: EL ESTRÉS

En ocasiones, el estilo de vida actual lleva a un estrés de larga duración, que puede hacer que el organismo se encuentre en un estado de reacción al estrés durante períodos prolongados.

Una alimentación que ayude a combatir el estrés consiste simplemente en una dieta sana y equilibrada, que contenga los alimentos adecuados. El ejercicio regular es también importante ya que estimula la producción de endorfinas (sustancias naturales que hacen que estemos de buen humor) y mejora la forma física.

El estrés puede causar problemas psicológicos como depresión, ansiedad, apatía, trastornos alimenticios y llevar a las adicciones. Los malos hábitos nutricionales y/o los abusos pueden causar estrés, como la persona que consume demasiada cantidad de azúcar, cafeína, alcohol, sodio y grasa y muy pocos nutrientes.  La mala nutrición puede trastornar el equilibrio general de nutrientes, y un cuerpo malnutrido es más susceptible a las enfermedades, y las enfermedades generan una mayor necesidad de nutrientes en el cuerpo.

Razones por las cuales una alimentación equilibrada ejerce gran influencia:

  • Porque la nutrición afecta a la eficacia con que el individuo enfrenta las exigencias físicas y mentales del estrés.
  • Porque la mala alimentación y nutrición estresa el cuerpo y la mente, perjudicando de sobremanera a quién se encuentra en ese estado.
  • Porque el estrés puede provocar un aumento en las necesidades que requiere el cuerpo (nutrientes, vitaminas, minerales, etc.)

De este último punto, se puede marcar que en situaciones de estrés nuestro cuerpo requiere mayor cantidad de vitamina C (naranjas, kiwi, otros cítricos, brócoli), si es que no la incorporamos a través de la dieta, nuestro sistema inmune se debilitará haciendo que nos enfermemos.

También es importante incorporar beta-caroteno (precursor de la vitamina A) por medio de los alimentos como zanahorias, verduras de color verde oscuro y frutas de color amarillo y naranja.

El estrés puede llevar a que quienes restringen su alimentación coman en exceso

En primer lugar, la persona debe saber qué tipo de situaciones la incitan a comer en exceso y a continuación debe idear formas alternativas de enfrentarse al estrés. Una solución ideal sería ir a dar un paseo, para diluir la situación que originó ese estrés, o encontrarse con un amigo, asegurarse de que está durmiendo lo suficiente, practicar alguna técnica de relajación, etc.

¿Qué otras formas de eliminar el estrés conoces?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 26/10/2015 por en Obesidad y etiquetada con , , , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: