Hórmesis – Lic. Unrrein Diego

Nutrición clínica, deportiva y social en su justa medida

¿Por qué no sigo bajando de peso? Mecanismos ahorradores de energía

Es común ver como poco a poco se va recuperando peso luego de un tratamiento muy hipocalórico a largo plazo. Generalmente cuando se recupera el peso perdido el paciente siente que no tiene remedio y abandona el tratamiento, cuando la causa no es la falta de voluntad sino mecanismos en el cuerpo que regulan el déficit calórico por largos periodos de tiempo.

Cuando reducimos nuestra ingesta, se produce un alerta para prevenir la desnutrición y la falta de alimentos, disminuye la insulina y la leptina y aumenta la grelina. Aumenta el NPY que estimula el apetito, haciendo que disminuya el gasto energético y metabólico (disminución de la termogénesis), se debilitan los músculos y disminuye la act. física.

La disminución de la fuerza muscular se debe a que no solamente se utilizan recursos de las celulas grasas, también se utiliza energía a expensa de los aminoácidos de las proteínas musculares. Automáticamente se producen mecanismos compensatorios más bruscos cuando la baja de peso es aún mayor.

La masa muscular consume más energía en reposo que la masa grasa, por eso cuando llegamos a un peso que queramos mantener nos va a costar ya que nuestro gasto energético en reposo se va a ver disminuído.

Puede suceder que durante el tratamiento hipocalórico se produzcan “mesetas” o estancamientos, una estrategia comprobada por un estudio reciente sugiere que para superar el estancamiento hay que tomarse 3 días “de descanso” aumentando 300 kcal nuestra ingesta habitual de calorías y con 60% del aporte proveniente de los carbohidratos. Estudio.

Algo que puede servir es anotar lo que se va consumiendo para ver qué esta fallando en el plan, incluyendo la actividad física para evaluar si es necesario incrementarla.

Además, la pérdida de peso y grasa corporal no es lineal, no esperes bajar lo mismo de siempre cada semana, alguna semana puede ser más y otras menos.

Es importante medir otros compartimentos como el porcentaje de grasa magra y magra, además de pliegues y perímetros (de cintura y cadera). Ya que con el comienzo o incremento de la actividad física puede haber un aumento en masa muscular que puede enmascarar el descenso de peso. La retención de líquidos también puede producir este efecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 07/12/2014 por en Estudios científicos, Obesidad y etiquetada con , , , , , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: